Blogia
PsicoZurbarán

Exámen 2º Evaluación. Ana López

Las emociones arrolladoras del amor: Fases o Etapas del amor entre dos personas que se enamoran.

Dos personas que se enamoran experimentan la fuerza invencible de las emociones superior a la razón.

El flechazo no es un acto de cupido, y todo el mundo puede padecerlo (aunque no todo el mundo lo haya experimentado) porque, el amor, o el flechazo, o el enamoramiento es uno de los grandes descubrimientos de la neurociencia moderna. Cuando dos personas se conocen, el sistema nervioso se pone en marcha y se produce una descarga de feniletilamina, un compuesto de la familia de las anfetaminas que es la responsable de las sensaciones y modificaciones fisiológicas que experimentamos cuando estamos enamorados. Sus efectos se hacen notar al instante:

El corazón late más deprisa (130 pulsaciones por minuto).

La presión arterial sistólica (lo que conocemos como máxima) sube.

Se liberan grasas y azúcares para aumentar la capacidad muscular.

Se generan más glóbulos rojos a fin de mejorar el transporte de oxígeno por la corriente sanguínea.

La llamada pasión es un conjunto de procesos inconscientes: Los ojos disponen de comunicaciones nerviosas que conducen directamente a un soporte cerebral vinculado a la coordinación de las emociones y la empatía., que gestiona las emociones, todo este proceso culmina con culminar en un beso antes de que la neocorteza tenga tiempo de reflexionar sobre lo que está pasando. Una vez pasada la pasión, que dura meses o incluso menos otras áreas comienzan a “moverse”, las vitales en las relaciones duraderas porque este estado de enamoramiento no se puede mantener bioquímicamente por mucho tiempo.

Las siguientes etapas del proceso amoroso son fáciles de predecir. Cuando termine el periodo de fusión entre los dos organismos el cerebro de los dos enamorados el cerebro se pondrá a maquinar la manera de que la relación de amor dure. Si no se han establecido ligazones de intereses comunes y empatía, la pareja, se sentirá cada vez menos enamorada y por ahí llegará la insatisfacción, la frustración, separación e incluso el odio. (Cosa que desde mi punto de vista suele pasar a menudo )

Es en entonces cuando aparece la estrategia adecuada de compromisos. Demasiados, pueden ahogar la relación; demasiado pocos, suscitar todo tipo de nostalgias, aburrimiento y dolor.

La tercera etapa de la vida de la pareja consistirá en la negociación, inconsciente en su mayor parte, de los márgenes de libertad recíproca. Es la etapa más compleja, pero La neurociencia nos ha enseñado que mucho dependerá del resultado de la negociación previa del afecto materno antes de que los miembros de la pareja alcanzaran los cinco años. Empezando por la infancia, algunas investigaciones apuntan que entre los cinco y los ocho años ya se desarrollan los moldes cerebrales que determinan de quién nos enamoramos. Así pues antes de que el verdadero amor llame a nuestra puerta ya hemos elaborado los rasgos esenciales de la persona ideal a quien amar. Totalmente a favor de este punto, es cierto o por lo menos desde mi experiencia que tenemos moldes sobre nuestro “Príncipe Azul”

Después de ver las fases de un “maravilloso” enamoramiento doy explicación a los enamoramientos no correspondidos... Quizás sea que Walt Disney metió tanto la idea del amor en nuestras mentes que ahora no somos capaces de librarnos de ella, o porque hay determinados tipos de persona que no pueden vivir sin tener el cerebro inundado de feniletilamina y con solo ver a su modelo de hombre o mujer ya experimentan un enamoramiento digamos real para la individuo e irreal para los demás.

Para finalizar, acudo a una cita de Antonio Machado, que sintetiza bastante bien desde mi punto de vista el enamoramiento...
Dicen que el hombre no es hombre mientras no oye su nombre
de labios de una mujer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres