Blogia
PsicoZurbarán

Examen 2ª Evaluación.Elena Ormeño

Examen 2ª Evaluación.Elena Ormeño

El amor no es sólo un sentimiento mágico y desconocido, no consiste sólo en un sentimiento que olvida la parte racional del cerebro y que sirve para inspirar poemas.La Teoría Triangular del Amor de Sternberg(imagen piramide) o la teoría sobre los Estilos de Amar de Lee llevaron a amor al terreno del estudio científico.

El amor tiene tres componentes:

-La intimidad, entendida ésta como aquellos sentimientos dentro de una relación que promueven el acercamiento, el vínculo y la conexión.

-La pasión, como estado de intenso deseo de unión con el otro, como expresión de deseos y necesidades.

-la decisión y el compromiso, la decisión de amar a otra persona y el compromiso por mantener ese amor.

Pero esto no es todo, también existen componentes químicos que explican los comportamientos que se producen en el enamoramiento,uno de ellos es la feniletilamina, un compuesto de la familia de las anfetaminas que desata la pasión.Según David Huertas, psiquiatra e investigador, «Esta sustancia es la responsable de producir la excitación, la que hace que se produzca la dopamina, que es el neurotransmisor relacionado con el placer y la recompensa ».También dice que no duda que en el futuro se fabricarán sustancias que favorezcan los enamoramientos con unas gotas de oxitocina, serotonina, dopamina y noradrenalina.De este cóctel surge el enamoramiento, una mezcla de sustancias químicas.Estos compuestos combinados hacen que los enamorados puedan permanecer horas haciendo el amor y noches enteras conversando sin tener la menor sensación de cansancio o sueño.

Algunas investigaciones apuntan que entre los cinco y los ocho años ya se desarrollan los moldes cerebrales que determinan de quién nos enamoramos.

Intentando hacer un resumen de todo lo aprendido gracias a los estudios científicos que han logrado comprobar que el amor es un asunto químico, para conservar la pareja es necesario buscar mecanismos socioculturales (grata convivencia, costumbre, intereses mutuos, etc.), tenemos que luchar porque el proceso deje de ser solo químico.

Si no se establecen lazos de intereses comunes y empatía, la pareja, tras la bajada del primer oleaje, se sentirá cada vez menos enamorada y, poco a poco, llegará la insatisfacción, la frustración, la separación e incluso el odio.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres